jueves, 19 de marzo de 2020

¿Por qué está siendo difícil para ti acompañar el juego de tu hijo estos días? por Mon Gómez


Pasas más tiempo del habitual en casa y vinculada con ellos.

El estado externo afecta a tu estado interno y dificulta el acceso al placer del juego.

Jugar con ellos es una necesidad básica para los niños y un lugar muy, muy sano y terapéutico para ti.

Entrégate al juego en el aquí y ahora. Aumentarás tus niveles de endorfinas y esto ayudará a que el estrés, inevitable por la situación exterior, el cortisol, se rebaje, y tu bienestar sea mayor.

Te lo cuento en este mini video....

https://youtu.be/hjSd5OQz8NY

Abrazos!! Y mucho ánimo a todos.




miércoles, 18 de marzo de 2020

Juego y bienestar por Mon Gómez (Podcast)

Tanto el juego libre como una estructura simple de referencia apoyan el bienestar de  los más peques.

 A través de la expresión espontánea de su juego libre, crecen y crean, expanden sus posibilidades y energía. Y para que se dé este juego libre apoyamos sus iniciativas, facilitamos lo que nos van pidiendo, preparamos el ambiente, nos olvidamos de objetivos, de dirigir hacia nada que nos interese, ni siquiera la enseñanza, y permanecemos en un tiempo flexible, disponibles, observando, participando en lo necesario, permitiéndoles ser. El ambiente se relaja.
Aquí puedes escuchar un podcast sobre la naturaleza del juego y su vinculación a la salud integral de los niños. Cómo es su mecanismo fundamental de integración de situaciones difíciles. Que lo disfrutes...
      A través de las rutinas ofrecemos protección y seguridad. Un ritmo base, orientativo del día. Dependiendo de la edad del niño son más o menos necesarias. Entre cero a seis años deben ser relajadas, adaptadas a su ritmo lento natural, muy acompañadas, amables, muy poquitas. A partir de seis hay mayor comprensión del tiempo y es posible plantear rutinas con otra autonomía.

 

 Ir cosiendo juego libre con alguna rutina simple y adaptada a su edad durante estos días os ayudará a ofrecer a vuestros hijos lo que verdaderamente necesitan. Un abrazo y muy feliz día,

 Mon Gómez
Acompañamiento y desarrollo
Tlf. 682828378
 Los viernes, grupo on line de acompañamiento a padres y y madres a través de Google Meet.
 Y sigo con las consultas on line como habitualmente.
 Si creéis que os puedo ayudar, aquí estoy.

sábado, 14 de marzo de 2020

12 ideas para preparar y relajar el ambiente en casa con niños durante estos días



Estos días se transforman nuestras condiciones de vida, devolviéndonos al nido, al hogar, donde compartir con nuestros hijos y familia nuclear.

Evitar salidas, atender a lo laboral y escolar desde dentro, relaja la llegada constante de estímulos y distracciones a nuestra vida y nos centramos en lo esencial.

El ambiente se relaja si nos sumamos a lo que hay y no nos peleamos creyendo que las cosas deberían ser de otro modo. La situación es la que es, los niños tienen las necesidades que tienen, los adultos también... Y partir de la realidad nos ayuda a orientar.


Lo radical de la situación para las familias es el encuentro, el encuentro con constancia entre padres e hijos y con el juego.


Esto, como padres, si no estamos acostumbrados, puede abrumarnos, despertar temores y ampliar miras hacia dentro de nosotros y de la relación.
Dado que las circunstancias cambian, es natural  preparar el ambiente en el hogar para atender las necesidades de todos y cada uno, y ello implica cambios en las casas.

Si seguimos con el ambiente idéntico no cubrirá necesidades.

Preparar el ambiente para los más pequeños de la casa implica:

  1. Que sus juegos estén a su altura, dispuestos cerca de las paredes o en estanterías bajas, sin apilar, para que puedan verlos y usarlos con facilidad. 
  2. Disponer de alfombras para poder tumbarnos en el suelo con ellos. 
  3. Mover muebles si es necesario para que queden espacios amplios de tránsito y juego. Y crear ambientes simples y útiles. 
  4. Disponer materiales de reciclaje para que puedan crear, hacer manualidades y construir: papeles usados, revistas, trozos de tela u otros materiales, cartón, rollos de papel higiénico vacíos, etc. 
  5. Flexibilizar: son momentos especiales. Comprender que el espacio determina parte de las posibilidades. 
  6. Los que no tengáis espacio exterior pero sí una habitación extra, de invitados o similar, dadle prioridad a separar muebles y colocar cojines para que puedan saltar, moverse, jugar con más libertad en esa habitación. El movimiento es fundamental en los niños porque es una necesidad básica de desarrollo durante toda la infancia y va vinculado a pensar y sentir. 
  7. Limitar el tiempo de exposición a pantallas con claridad para que se dé la vida real. El tiempo virtual tensa. Con claridad. Existen alternativas muy nutritivas y, entre ellas, incluir la música como un elemento de juego o acompañamiento. 
  8. Estar en presencia. Sin ningún objetivo o con los mínimos que os podáis plantear. Seguir su proceso de juego con amabilidad. Cada interrupción del juego natural es fuente de tensión en el niño, y esa tensión -si se acumula- saldrá por algún lugar y nos compensará muy poco. Respetar en la medida de lo posible lo que vayan generando. 
  9. Crear un pequeño laboratorio en un rincón de la cocina (con vinagre y bicarbonato se hacen reacciones curiosas, con agua y aceite también, cultivar semillas de las manzanas o tomates que comamos... Hay varios manuales simples de experimentos en pdf accesibles que os pueden servir), crear una pequeña biblioteca para ellos en el estudio, para que puedan moverse y ocupar la casa. 
  10. Observarlos, acompañarlos y entrar en el juego aunque no nos lo reclamen. Con un ritmo. Con esto se aseguran de que nos tienen y se relajan. Si no, cuando nos pidan ya será desde una demanda de mucha necesidad. Mejor prevenir que tengan este vaso de presencia bien cubierto. 
  11. Los padres somos una parte fundamental del ambiente preparado. Repartirnos el acompañamiento de los niños para tener tiempo libre de conexión con nosotros mismos u otras personas (telefónica o virtualmente) será importante. Respetarnos es también respetar el proceso. Cuidándoos cuidáis a los vuestros. 
  12. Pensad día a día, mañana a mañana, evitad planes más allá. Quedaos en cada aquí y ahora. Pocos momentos como estos volveréis a tener en la vida aquellos que no educáis en casa.
Un abrazo a todos y deseo que os sirvan estas ideas.


Seguiré aportando estos días aquello que creo que son fundamentales para acompañar el proceso de los niños y familias con amor, respeto, libertad...

Mon Gómez
Acompañamiento respetuoso y desarrollo
Consultas on line
Tlf. 682828378


miércoles, 4 de septiembre de 2019

NUEVO GRUPO DE ACOMPAÑAMIENTO RESPETUOSO EN CONIL DE LA FRONTERA


CONIL DE LA FRONTERA, MAMA TIERRA

Un trabajo profundo, de conocimiento personal, enfocado al acompañamiento a tus hijos/as o niños que te rodean. Revisamos la propia infancia, los lugares de dificultad para mejorar la relación con los niños y desgranamos los enfoques fundamentales de la crianza respetuosa, en un grupo de apoyo y con una facilitadora con amplio recorrido.
Conexión con los básicos de la infancia de mis hijos y niños que acompaño y conexión con mi propia infancia, apertura al disfrute y la complacencia, ayuda a integrar la autoridad natural y los límites, trabajo sobre mi capacidad de presencia y compasión, de mirada amplia. Un completo recorrido por mi ser y el de los niños, en compañía y con la profundidad que se merece.
Cada sesión se abrirá con una ronda para compartir cómo es para cada persona este tema, con ejemplos concretos de vivencias en la crianza y el acompañamiento y habrá una dinámica o propuesta de trabajo para profundizar en ello. Cerraremos con otra ronda para compartir qué me llevo, de qué me he dado cuenta, y en la que os señalaré los enfoques fundamentales a cada uno.
Tenéis siempre abierta la posibilidad de seguir trabajando en ello, de manera individual, en sesiones on line conmigo, si necesitaseis terminar de cerrar o ampliar el trabajo tras la sesión grupal.
Propuesta de temas (podríamos modificarla a vuestro convenir e incluir otros temas o dividir estos y profundizar más en ellos):
1.       Octubre: Principios de acompañamiento respetuoso.
2.       Noviembre: Necesidades auténticas de los niños y niñas y la familia.
3.       Diciembre: Creatividad en la crianza.
4.       Enero: Comunicación conectiva, vínculo con los hijos/as.
5.       Febrero: Acompañamiento y género. Ser niño o niña.
6.       Marzo: Acompañamiento emocional I.
7.       Abril: Libertad y límites. Amor y respeto. Autoridad y directividad.
8.       Mayo: La primera etapa de desarrollo y el juego libre.


HORARIO Y FECHAS:
UNA TARDE AL MES DE OCTUBRE A MAYO: ÚLTIMO MIÉRCOLES DEL MES
HORARIO: DE 16:00 A 20:00 

INTERCAMBIO ECONÓMICO Y CONDICIONES
MÍNIMO 10 PERSONAS POR GRUPO y MÁXIMO 18 PERSONAS. Se adquiere un compromiso de permanencia al reservar la plaza, así se asista o no al taller, se debe abonar igualmente.
MATRÍCULA para reservar plaza para los tres talleres: 50 EUROS + 21% de IVA (si se realiza por transferencia bancaria)
CADA TALLER: 50 euros + 21% de IVA (si el pago se realiza por transferencia bancaria)

FACILITADORA: MON GÓMEZ
ARTÍCULOS SOBRE CRIANZA Y ACOMPAÑAMIENTO POR MON GÓMEZ: https://espacioparalavida.blogspot.com/search/label/Art%C3%ADculos

martes, 13 de agosto de 2019

Mon Gómez


                                      

                                      
Me llamo Mon Gómez (Montserrat Gómez Gómez).
 He sido profesora de Lengua castellana y literatura  y directiva de centros de secundaria  durante catroce años. Ahora mismo estoy en excedencia.
 Al nacimiento de mis hijos, decidí dar voz  y vida a otra manera de estar con los niños y con nosotros mismos y creé junto con al padre de mis hijos, el espacio La Puerta Azul, en Jerez de la Frontera, donde padres y madres acompañaban a sus hijos en el ambiente preparado para el desarrollo, en un proceso familiar, basado en el respeto, el amor y la libertad de decisión.
Ahora nos hemos mudado a Sevilla donde continúo con las actividades de consultoría, formación, acompañamientos y supervisiones a familias, profesionales de la educación y proyectos educativos. Ya son más de diez las promociones de padres, madres, acompañantes profesionales, maestros, madres de día, etc de formación en acompañamiento respetuoso y para la libertad que se han dado bajo los programas de talleres que he creado para ello y mi acompañamiento directo.

Me he licenciado en Filología hispánica  y Filología gallega  por la Universidad de Santiago de Compostela y soy Máster en dirección de Recursos Humanos y Máster en innovación e investigación teatral por la UNED. Empecé en la educación creando y coordinando un proyecto “Cómo aprender” sobre concentración, memoria, lectura veloz, motivación, planificación y otras habilidades de aprendizaje en Santiago de Compostela. 
Me he formado y he formado a otros compañeros profesores/as en Alumnado Ayudante, Programa de Competencia Social con Manuel Segura,  Cotutorías,  Asertividad y habilidades de comunicación, Inteligencia emocional, Resolución de conflictos, Técnicas de relajación, Escritura creativa,  Aprendizaje cooperativo, Sofrología, Mediación,  Coeducación y Sexualidad, Competencias, Comunidades de aprendizaje,  Trabajo con grupos de familias , Constructivismo y otras metodologías pedagógicas
He sido coordinadora del proyecto "Barbate lee" (familias, ayuntamiento, centros escolares de infantil, primaria , secundaria y bachillerato), "Escuela espacio de paz" Intercentros  (centro de la mujer, asociaciones medioambientales, centros escolares de infantil, primaria, secundaria y bachillerato, familias ) y coordinadora de coeducación  en distintos centros y poblaciones. 
  En el IES Trafalgar junto con los compañeros del equipo directivo y del claustro, promoví un proyecto educativo basado en la mediación, el aprendizaje cooperativo, el trabajo conjunto de toda la comunidad ( familias, profesores, limpiadoras, admtvos, alumnos/as...) y el arte por la paz. He participado en numerosos grupos de trabajo en torno a la educación, como coordinadora y como miembro. 
He publicado en revistas especializadas como Cuadernos de pedagogía o Andalucía Educativa sobre los proyectos que llevaba adelante, donde los alumnos/as eran los protagonistas de su aprendizaje y los vehículos para que otros aprendiesen, desde el juego y los materiales que ellos mismos construían y manipulaban ( "Aprender enseñando: otras formas de acercarse a Alberti"; " Mujeres"; "Puro Teatro", han sido algunas de las temáticas para entroncar este proceso).  Me han premiado  desde el Ministerio de Educación y Ciencia con una mención honorífica en los Premios Nacionales por mi trabajo en innovación educativa. 
Tras estudiar en la Escuela de Teatro de Vejer con Caco Castrelo, fui miembro del grupo de teatro  “Posteatro”con quienes he representado durante siete años (Paloma Pedrero, M. Mihura, K. Sagaseta, Alonso de Santos...)   y del grupo de poesía “Indocencias” de docentes poetas de la provincia de Cádiz con quienes he compartido recitales, juegos y publicaciones conjuntas. 
Ahora mismo desarrollo mi orientación actual vinculada a la terapia Gestalt, al programa  Río Abierto ( formación en movimiento y técnicas psicocorporales para el movimiento armónico) y la terapia integrativa del programa SAT de la Fundación Claudio Naranjo, además de profundizar  en pedagogía y materiales Montessori ( infantil y taller) de la mano de Colette Chaumier, Montessori Canela y Mari Carmen Hermida.
El proceso M.A.R., el trabajo en Patrones de Relación, el Proceso Hoffman para la restauración del niño interior  y  la Comunicación no violenta  han sido también parte de mis intereses y aprendizajes durante los últimos años.
En ellos he colaborado con Wiñaypaq, una escuelita basada en las relaciones y el sistema Waldorf, ubicada en Taray, Cuzco, Perú; me he formado junto con mi familia en acompañamiento y materiales Montessori y Wild con Rebeca y Mauricio Wild en Ecuador, en la comunidad León Dormido y hemos visitado distintas escuelas en distintos lugares del planeta: entre otras, en Filipinas ( escuelas de los arrozales), en Italia ( Escuelas Reggio Emilia y Centro Internacional Loris Malaguzzi) y en Australia ( la escuela del aire, pionera en asistencia en el hogar y educación en casa) además de observar, formar y supervisar diferentes escuelas activas en Andalucía.
Superviso, observo y acompaño o he acompañado a proyectos de escuelas libres o activas de las provincias de Cádiz, Sevilla y Almería.
Fundadora y acompañante de familias y educadores en La Puerta Azul, Sevilla, y madre unschooler,  entiendo la vida como un proceso de desarrollo y aprendizaje  continuo y desde que soy madre , aún más, como una oportunidad de acompañamiento desde la conciencia a mi misma, a mi familia, a mis hijos y a otras familias.

TELÉFONO Y WHATSAPP: 682828378
CORREO ELECTRÓNICO: mon_gom@hotmail.com



martes, 23 de julio de 2019

CONFIANDO EN EL APRENDIZAJE NATURAL DE LOS NIÑOS Y NIÑAS por Mon Gómez


Gran parte de lo que necesitamos está en nuestro interior.

Aprendemos de dentro hacia afuera. El movimiento deviene de una necesidad interna y, al acompañarla, se dan los procesos necesarios para que se complete esta necesidad, buscando fuera lo que ayude a su satisfacción. 

Recuerdo a mi hijo mayor tratando de embarcar una pelota repetidamente, una y otra vez, en el tejado de la casa. Diría que se pasó horas con esto. Su necesidad interna de orden, su voluntad de repetir hasta conseguir, su empuje de desarrollo motriz y afinar esa motricidad en pos de un objetivo que él mismo se marcaba estaban de manifiesto. Procedían de su interior y al dejarlas libres, sin tiempo ni expectativa, se iban completando y desarrollando. Necesitó algunos materiales externos y en este caso, no más que la mirada ocasional de los adultos que lo acompañábamos. El resto: la motivación, la voluntad, la concentración, la experimentación, la memoria, repetición con variables y la dedicación temporal la puso él, con la protección de que ningún adulto interviniese en el proceso frenándolo o corrigiéndolo.

Aprendemos desde dentro. Dentro de nosotros la motivación, concentración, comprensión, memorización de aquello importante para nuestras vidas es un proceso natural y que se produce desde la necesidad. En el momento en que hay apertura a que un nuevo aprendizaje se prenda en el niño/a porque ha sucedido algo interna o externamente que estimula esa necesidad y la pone en foco, el cerebro reptiliano ( el más antiguo y vinculado a lo instintivo) y el cerebro límbico ( aquel que gestiona las emociones) ayudan a la grabación de lo cognitivo que van necesitando, van en línea. Es fácil asumir lo nuevo cuando es imprescindible a un nivel motivacional interno. Es difícil cuando es otro el que me dice que debo aprender en este momento, estas cuestiones que, tal vez, para mí, no están en primer plano, y entonces, necesito generar un esfuerzo extra adaptativo, probablemente para conseguir valoración, reconocimiento, pertenencia u otros esenciales para el niño.  Qué maravilla que esta valoración y reconocimiento y pertenencia no estén en cuestión siguiendo las órdenes internas, qué belleza poder seguir al niño o niña y valorar su proceso natural, facilitar lo que va necesitando, qué mejor regalo para su desarrollo pleno, desde su ser interno, que su conexión con quién es, qué necesita y qué le interesa hacia el mundo que le rodea y que le proporciona parte de esto, crecimiento, contacto relacional.

He trabajado durante más de una década en la escuela convencional y estaba convencionalmente convencida de que podíamos motivar a los niños y niñas, de que ese era el camino para que se interesasen por nuevas cosas y crecieran cognitiva, emocional, motriz, y espiritualmente, hasta que he caído en la cuenta del engaño.

Mereciendo la importancia de que el entorno del niño sea rico, variado, con personas que se fascinen por lo suyo, e intereses diversos rodeándolo, la motivación, la elección de por dónde seguir tejiendo su propia red neuronal interna, su propio esquema vital de aprendizaje, su deriva personal tal como lo llama Vega Martín, o su devenir espontáneo, tal como me gusta nombrarlo a mí, es un proceso interno y particular, no previsible. Intervenir en ello corrigiéndolo implica impedir que se desarrollen desde lo que les es propio.

Así en las escuelas, los especialistas en educación, y los padres desde las casas en ocasiones, las más que menos, proyectamos fuera lo que naturalmente se encuentra en el interior de cada niño si permitimos que brote.  Nos han ido engañando diciendo que vive fuera, y nos lo hemos creído y así lo trasladamos a la siguiente generación en un engaño que se perpetúa, y que ayuda al control y resta puntos a la confianza. Depositamos en otros la posibilidad de que nos motiven, en rutinas externas el poder de concentrarnos, o en técnicas de estudio la capacidad de memorizar u organizar pensamientos y, sin negar estas posibilidades, puedo afirmar que el camino es en dirección contraria, si nuestro interés real es permitir y facilitar el desarrollo humano.

La motivación y la concentración son capacidades internas que se activan naturalmente mientras respetamos y valoramos nuestro ciclo natural de necesidades. Quiere esto decir que, si no coartamos el ciclo biológico de necesitar e ir en pos de esa necesidad, y lo apoyamos, facilitando en el acompañamiento al niño que se dé y confiando en su sentir, ser, estar, pedir e interesarse interno, se produce de manera natural y sin esfuerzo extra, ni desvío, la motivación y la concentración casi constante con calidad y desde la confianza que procede del interior y no necesita de otros para que se active.

En la escuela actual y, desde las mejores intenciones, se trabaja en programas de atención a la diversidad,  motivación, métodos de evaluación para comprobar el aprendizaje, o planificación de técnicas de comprensión y memorización, muchas veces descontextualizados del propio aprendizaje, como herramientas externas,  con un coste de recursos humanos, temporales y económicos que me apena. Cuán más sencillo dejar ser a los niños y niñas y enfocarnos en lo que ya está y se da. Si diluyo mi influencia constante como profesor o profesora y permito que se dé con naturalidad el interés y lo sigo, ¿qué sucedería?, ¿cuál sería el riesgo? Quizá la pérdida de control y la ganancia de la confianza, quizá perder mi importancia para dársela al niño o niña y a su proceso personal, ganar en recursos humanos para acompañar y perder en currículos, programaciones y evaluaciones, y otras muchas transformaciones de mirada y estar. Sería simplificar la escuela a su esqueleto vital para que se recubriera sanamente de niños y niñas verdaderamente aprendiendo, deseando aprender lo que quieran aprender sin juicio ni expectativa de qué es mejor aprender o no, confiando en su tejido interno, en sus redes internas. Sería una verdadera revolución educativa que en algunos países tiene ciertos reflejos en los entornos homologados y en el nuestro en una extensa red de escuelas libres y activas y familias unschooling que han apostado por este enfoque de vida.

Desde la escuela o desde la familia parece que fuera necesario un aluvión de exigencias externas (elaboradas técnicas, recursos, ideas, planes que vienen desde fuera) para activar lo connatural al ser humano, la innata curiosidad, la motivación intrínseca a la vida y el crecimiento, la concentración ante lo que necesito prender en mí, la comprensión y el análisis del mundo y de mí mismo.
Y esto atrofia.

¿Y desde la familia? ¿Cómo funciona la proyección externa en lugar de la confianza en los procesos de interés y aprendizaje de los niños? Podríamos extender este aprendizaje no solo a los cognitivo sino también a lo emocional, motriz y espiritual. ¿Cuántos aprendizajes diarios son fruto de la espontaneidad y facilitación confiada de los adultos padres y madres que acompañan? ¿Cuántos son programados y dirigidos? Cuando la cualidad propia, inherente del niño, es el juego; la actividad por excelencia para digerir sus sucesos diarios emocionales, de acercarse con todo el cuerpo y prender los nuevos conocimientos, la forma de explorar su motricidad y desarrollarla y de encontrarse con algo más allá de sí mismos o tan en sí mismos como lo sensorial que, a mi entender, nos conecta con la parte más trascendental del ser humano y su silencio interno, su amplia comprensión.

¿De cuánto tiempo de juego libre  disfrutan los niños más allá de sus actividades programadas? Y dentro de ese tiempo, ¿cuánto de este tiempo es verdaderamente sin condicionar, dirigir, intervenir y es facilitado por adultos amorosos que proporcionan mirada y escucha cuando el niño la necesita? Sería interesante observar estos porcentajes en tu familia, tal vez te daría una idea de qué pequeña parcela de libertad disfruta tu hijo/a en su infancia si su vida transcurre en una escuela al uso y asiste a actividades extraescolares. 
Y esto atrofia.



NUEVO GRUPO DE FORMACIÓN CON INICIO EN OCTUBRE DE 2019 EN SEVILLA

EN ESTE ENLACE PUEDES CONSULTAR LA INFORMACIÓN BÁSICA 

PIDE MÁS INFORMACIÓN AL 682828378